1982-2008: Los clásicos 737-200 de PLUNA (BON, BOO y BOP).

CX-BON | CX-BOO | CX-BOP.

Una memoria de estas tres aeronaves que dejaron huella en nuestro país…

Los primeros meses del año 1982 fueron sin lugar a dudas trascendentales para la historia de PLUNA, fue por esas fechas que la aerolínea recibió 3 flamantes Boeing 737-200 que había adquirido directamente de fábrica al gigante estadounidense como reemplazo de los 727-100 (CX-BKA y CX-BKB) adquiridos a Lufthansa. Los registros de estos nuevos aparatos fueron consecutivos según el abecedario y el orden de su arribo al país: CX-BON, CX-BOO y CX-BOP.

Durante más de dos décadas y media estas tres aeronaves se convirtieron en los buques insignia de nuestro país en la región, volando especialmente a destinos en Argentina, Brasil y Chile.

A lo largo de su primera década de existencia fueron rentados temporalmente en diversas ocasiones a aerolíneas europeas como Transavia Airlines y Britannia Airways, razón por la cual suelen verse imágenes de dichas aeronaves con el esquema de PLUNA pero con el logo de estas aerolíneas europeas y con otro registro. En algunas ocasiones también fueron repintadas en su totalidad.

Las décadas se sucedieron para estos tres aviones que supieron crecer junto con la aerolínea, ajustándose a sus cambios de gestión, de personal y finalmente al nuevo esquema que implantaba la administración PLUNA-VARIG sobre finales del siglo pasado.

Luego de 26 años en el aire y con la llegada de los nuevos CRJ900, la historia se detiene: El CX-BOO y el CX-BOP dejaron de volar en 2008 y al año siguiente se sumó el CX-BON. Solo el CX-BOO logró ser colocado, en tanto la venta del CX-BOP finalmente no prosperó y el CX-BON -que por aquel entonces precisaba una inspección mayor- no tuvo trascendencia en el mercado, ante dicho panorama ambos aviones fueron librados al abandono.

La historia de estos dos 737-200 es conocida por todos, luego de una década de corrosión y desgaste a la deriva en el Aeropuerto de Carrasco -condenados así a su completa baja- fueron finalmente rematados el año pasado tras la liquidación de la empresa.

El CX-BOP fue adquirido en USD 27.000 por el International College de Punta del Este, que ya lo trasladó a su establecimiento y donde servirá como aula y laboratorio. Actualmente se ha reemplazado la sigla «PLUNA» de su fuselaje por el logo del Colegio, y su interior fue adaptado.

El CX-BON, rematado en USD 10.500, fue trasladado recientemente y se encuentra desarmado en Puntas de Valdez aguardando su destino, se especula con que será convertido en un restaurante en Colonia del Sacramento, aunque no hay información que lo confirme.

¿Y el CX-BOO? Como comentábamos anteriormente, esta aeronave corrió con una suerte distinta: Fue vendido a la aerolínea Global Air, partió de Montevideo en Noviembre de 2009 a México donde permaneció con el esquema de PLUNA pero sin sus logos y bajo el registro XA-UMP. Sin embargo, varias imágenes tomadas entre los años 2010 y 2012 lo muestran ya sin sus motores, por lo que no sabemos efectivamente cuánto tiempo más voló. Otra imagen tomada en 2014 en un pequeño aeropuerto de Florida (Estados Unidos) nos muestra su final, retirado y en completo estado de abandono. De 2014 a la fecha, no hay información sobre qué ha pasado con su fuselaje.

Si bien ya no vuelan, siguen vivos en el recuerdo de los miles de uruguayos que supimos volar en alguno de ellos, o que simplemente los vimos pasar por encima nuestro o aterrizar mientras esperábamos la venida de alguien especial.

Actualizado: Agosto 2018.